Dos meses de vacaciones

Share Button

Eso no es gran cosa,
pero algo hay que escribir

El último de la fila

Era la tercera vez que entraba en esa oficina. Me senté el escritorio que me asignaron y apenas levantar la vista me percaté de algo que no había visto hasta entonces. Justo frente a mí había una pequeña foto enmarcada de la cúpula de una iglesia. Un golpecito de emoción. La conozco. Es la de Nuestra Señora de Guadalupe en La Victoria. A los lados hay más fotos que hacen una desordenada galería. Una descuidada exposición del paseo colonial. La antigua cárcel de la ciudad, que luego pasó a ser sede del Consejo Municipal y después se convirtió en Centro de Información Digital, la casa de las Ríos, el Centro Comercial Colonial, otra vista del CID, La iglesia de La Candelaria. Todas puestas ahí como a propósito. Como para que en esa nueva etapa que comenzaba no me olvidará de lo que he sido. Como para que no me olvide de que caminé por allí todos los días camino a mi casa, a cuatro cuadras de la Plaza José Félix Ribas de la vieja Iglesia Matriz. Cuando ese era mi mundo. Ese, y la Casa de Santiago Mariño. La única que falta, tal vez porque hubiese sido doloroso verla ahora, desde tanta distancia. La que no sé si me gustaría mirar en mi nueva oficina, para recordar esos días, cuando a media tarde miraba llover a través de los ventanales. Allá en la vieja casa del olvidado general.

En estos días, en que sumo un año más a mi cuenta privada, reviso este espacio del que me tomé más de dos meses de vaciones y del que empezaba a sentir la misma nostalgia que por las calles de aquel boulevard victoriano, y en honor a todas las tardes que caminé por allí escribo estas lineas, para retomarme y empezar de nuevo, una vez más.

Share Button


6 Comentarios en “Dos meses de vacaciones

  1. lennisrojas
    alladodelcamino dijo

    Manolito: Qué agradable sorpresa tu comentario! Pensé que después de tanto tiempo sin actualizar no aparecería nadie por aquí, así que ha sido muy grato saber que aún me visitas. 🙂
    Gracias por tus buenos deseos. Espero volver a mantener cierta frecuencia y que sigamos hablando.
    Besos.

  2. lennisrojas
    alladodelcamino dijo

    J.L.: Muchas gracias por los buenos deseos. Espero mantener la frecuencia una vez más.
    Un abrazo.

    Liliana: Pues a mi también me alegra estar de vuelta, y mucho. Ya me hacía falta. Gracias por el comentario.
    Besos.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *