Mar antiguo

A veces mi alma se pone caprichosa y no quiere que me contagie con esta acelerada ciudad. Entonces ando a mi propio ritmo, me molesta Seguir leyendo